Iglesia Nacional Presbiteriana El Divino Redentor
A fin de que los siervos de Dios estemos enteramente preparados para toda buena obra.

Nuestra Iglesia / Historia

"Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo  el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. "
 
Hechos 2:46 ( RRV60)

 Propósito

Visión 2017

 Horario

 Ubicación

Actividades

Calendario

Historia

 
  Reseña Gráfica -Histórica del 94 Aniverario de la Iglesia  
 
Reseña Histórica por el 93 Aniversario de la
Iglesia Nacional Presbiteriana "El Divino Redentor"
 
Para testimonio a las generaciones de la bondad y grandeza de nuestro Redentor a través de estos 93 años de labor de la Iglesia Nacional Presbiteriana “El Divino Redentor” de la Colonia Bellavista, recordamos solo algunas de las fechas y acontecimientos importantes.
 
 
La iglesia “El Divino Redentor” de Bellavista inicio su trabajo el 8 de noviembre de 1917 atendida por miembros de la sociedad de Esfuerzo Cristiano “Avanzadas del Rey” de la iglesia el Buen Pastor, en un hogar de la misma colonia.
 
El 5 de febrero de 1921 se inauguró la primera capilla de madera y pasó a ser misión de la iglesia “El Buen Pastor”.
En abril de 1921 se organizó la sociedad Femenil “Obreras de Cristo” misma que continúa trabajando hasta la fecha bajo el mismo nombre, proporcionando un espacio a las mujeres de la iglesia para servir a Dios y crecer en su relación con Cristo.  De este grupo han surgido mujeres que han dedicado su vida al servicio de Dios como misioneras: Concepción González, Evita García, Guadalupe Arroyo de García, Guadalupe Dávila, Rosalba  Martínez, Adriana Arroyo y otras que aunque originarias de otras partes del país han contribuido con su granito de arena para la obra del Señor, nos referimos a Evelya Martínez de Chavarría y actualmente la Misionera Alba Girón que cuenta con el “Ministerio de Visitación” entre otras actividades.  Para el bienio 2010-2012 esta organización es presidida por la Hna. Mirtha Andrade Guajardo.
 
 
 
A fines de 1924 se organizó la Sociedad de Esfuerzo Cristiano “Heraldos de Cristo” a través de la cuál han desfilado cientos de jóvenes trabajando por Cristo y por su iglesia, al igual que las demás organizaciones de la iglesia, este grupo ha jugado un papel muy importante en el desarrollo de sus miembros, de ahí han surgido jóvenes cristianos que sirven a Dios a través de sus profesiones,  que han trabajado fuertemente en organizaciones a nivel presbiterio e incluso a nivel nacional, han surgido excelentes maestros de escuela dominical, directores de la iglesia infantil, músicos,  diáconos, ancianos de iglesia y hasta pastores.  Aproximadamente en el año 2006, en respuesta a las necesidades de la sociedad actual, el grupo cambió de nombre a “Ministerio de Jóvenes en Movimiento” y trabaja en diferentes formas para atraer a los jóvenes e interesarles en el servicio a Dios y a su iglesia.  Actualmente este grupo es presidido por Abigail Aguilar Rocha.

Poco más o menos en 1939 se organizó la sociedad infantil “Joyas de Cristo”, ministerio que a través de los años ha instruido a cientos de niños, sembrando una semilla en sus corazones que hasta la fecha sigue dando frutos.  En el año 2009 el consistorio encomendó este ministerio a Asael Ríos Martínez, siendo este el primer varón al frente del ministerio y la persona más joven con este cargo tan importante para la vida de esta iglesia.
 
 
 
En 1945 se formó la sociedad intermedia “Sembradores del Maestro”, este ministerio ha contribuido al desarrollo de adolescentes y jóvenes en base a sus necesidades específicas.  Aunque en la actualidad esta organización no utiliza este nombre, la función se lleva a cabo a través de las reuniones que los adolescentes y jóvenes tienen durante la hora del culto de medio día, dirigidos por el joven David Ríos Martínez.
 
 
 
En 1936 la misión fue elevada a la categoría de iglesia teniendo como pastor al Pbro.  Antonio Hernández, bajo su pastorado la iglesia tuvo importantes actividades misioneras en Ciudad Anáhuac  Nuevo León atendidas por el pastor y consistorio, actualmente permanece el templo de la que fue en algún momento la Iglesia Nacional Presbiteriana “El Divino Redentor” de  Ciudad Anahuac Nuevo León y ahora es una misión bajo el cuidado del Presbiterio del Noreste.

Se siguió trabajando en el aspecto misionero en una extensión de la obra en San Nicolás de los Garza N.L. y en la colonia Cementos en la que después fue la Iglesia Nacional Presbiteriana “Príncipe de Paz”, atendida por el consistorio de la iglesia y la misionera Concepción González.  Lamentablemente hoy solo subsisten las instalaciones de esta obra, en las que el Presbiterio trabaja en un plan para hacer el mejor uso posible de ellas.
 
Se llevó también el evangelio a los reclusos del penal del Estado en forma sistemática.
 
A fines de 1959 se iniciaron trabajos misioneros en la colonia Morelos en la casa de la Familia Vallejo atendida por miembros de la Sociedad de Esfuerzo Cristiano y en Abril de 1967 o 1968 se organizó esta misión como la Iglesia Nacional Presbiteriana “El Divino Redentor” de la Colonia Morelos, en la actualidad bajo el pastorado del Pbro. Antonio González Tena y bajo la jurisdicción del Presbiterio del Noreste.

La Escuela Dominical como organización  ha sido de gran proyección para las misiones junto con el Esfuerzo Cristiano, pues ellos atendieron las misiones: 13 de Mayo en Guadalupe, en La punta de la Loma y en Escobedo.

Los primeros años de la década del 2000 se formo un grupo de estudio bíblico en la colonia Cedros, en Escobedo Nuevo León se organizó una misión en casas de las hermanas Dávila y de la Familia García, de estos trabajos se originaron los planes de la iglesia para trabajar por medio de células.  Se formaron varios grupos celulares, entre ellos varios en el área de cumbres.
 
 Derivado del trabajo celular en el área de cumbres, en el 2008 se organizó la misión “Cumbres del Rey” bajo el cuidado del entonces A.I. Pablo Chavarría Martínez y con el apoyo de miembros de esta iglesia, actualmente esta obra ha sido muy bendecida por Dios y elevada a Congregación y próximamente a iglesia.
 
Así mismo, derivado del trabajo celular en la colonia Mitras Poniente a partir del 2009 el consistorio organizó la misión “Vida Nueva” con el A.I. y ahora candidato al Santo Ministerio Teodoro Contreras García, actualmente este es ya un proyecto de plantación de una iglesia bajo el cuidado del Presbiterio del Noreste.
 
 En el 2007, se organizó la Misión de la Colonia “Alianza Real” bajo el cuidado del A.I. Daniel Ríos Prince.
 
 El coro de la Iglesia desde los años treinta hasta la fecha en forma ininterrumpida ha trabajado en la alabanza a nuestro Dios dentro de la iglesia e inclusive fuera del país y continúa en pie dando alabanza a nuestro Dios, actualmente con el nombre de coro “Voces del Redentor” y bajo la dirección de Jorge Carranza Vélez.
 
 Dios a través de los años ha llamado al servicio de su obra a varios hermanos como pastores, entre ellos a los Presbiterios: Pablo Vásquez, Arturo Martínez, Agustín Andrade, Carlos Llano, Jesús Cepeda, Josué Reyes Cervantes, Hiram Campos Vargas,  Acero Valencia y muy recientemente a Pablo Chavarría Martínez.

A través de los años Dios ha utilizado a sus siervos para estar al frente de los trabajos de su iglesia: (Aquí voy a poner los nombres de los pastores, que están en la placa al entrar a la iglesia) ________… Pbro. Eliseo Villanueva Hinojosa, hasta junio del 2010 la iglesia estuvo bajo el pastorado del Pbro. Hilario González Torres, actualmente la iglesia esta orando por la llegada de su próximo pastor y se encuentra bajo el cuidado de su consistorio y del pastor oficiante, el Pbro. Hiram Campos Vargas.
 
 Esta breve reseña histórica es un testimonio del trabajo de la iglesia en estos 93 años con la dirección de Dios y la asistencia del Espíritu Santo para la causa de Jesucristo, hoy  la compartimos a grandes rasgos con gratitud a Dios por lo pasado y en testimonio a la generación presente con una invitación para que siga adelante trabajando para la salvación de las almas y el crecimiento de los creyentes para gloria de Dios hasta que Cristo venga por su Iglesia.  Amén.
 
 
A.I. Pablo Chavarría Jasso y A.I. Abdeel Martínez Andrade
 
Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen,
y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo:
Hasta aquí nos ayudó Jehová.