Iglesia Nacional Presbiteriana El Divino Redentor
A fin de que los siervos de Dios estemos enteramente preparados para toda buena obra.
Bienvenido a la página de la Iglesia Nacional Presbiteriana
"El Divino Redentor" de la Colonia Bellavista en Monterrey Nuevo León, México.

Esperamos poder ser de bendición para tu vida.
 
 Texto para Memorizar de esta Semana

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones,
a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo;  y sed agradecidos.”.

(Colosenses 3:15)


 
La predicación de la Semana



Por gracia aún en lo pequeño y Cotidiano
Pbro. Josué Cervantes Carrillo
Pastor de la Iglesia
Mensaje del Domingo14 de agosto 2016
Semana 33 de la Serie "Las Riquezas de su Gracia"
Predicaciones sobre la Carta a los Efesios

Suscribete a nuestro Canal de Youtube, danos un "Me gusta"
y compartenos en tus redes sociales

Ya tenemos más de 600 videos y 126 suscriptores.

 
 
Actividades de la Semana
 
Domingo 14
9:00 a.m. Tiempo de Oración de la Iglesia
10:30 a.m. Culto Matutino de Adoración
12:00 p.m. Escuela de Formación Cristiana
Examen de fin de curso de Catecúmenos
5:00 p.m. Culto Vespertino
 
Lunes 15
5:00 p.m. Soc. Femenil “Obreras de Cristo”

 
 
Avisos  de la Iglesia
 
Jueves 18 de Agosto
Visita a la Clínica 34
 
Domingo 21 de Agosto
Día de la Biblia
 
Domingo 28 de Agosto
Celebración del Día del Pastor
Este día se levantará una Ofrenda Especial
 
Sábado 3 de Septiembre 6:30 p.m.
Noche Juvenil de Alabanza y Adoración


 
Devocional Familiar
Semana 33

 
 
“Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis súplicas”
Salmo 116:1
 
Amo a mis hijos, a mi esposo, a mis perros. Amo ir de compras. Amo las flores. Amo a Dios. ¿Cómo la palabra amor es capaz de describir tantos sentimientos? Cuando alguien me pregunta qué significa Dios para mí, decir “lo amo” sería minimizar el increíblemente profundo sentimiento que tengo por Él.

El idioma hebreo tiene muchas descripciones de amor. El amor a que David se refiere en los Salmos describe el vínculo entre un padre y un hijo. Expresa el deseo de estar en la presencia del objeto amado (en este caso Dios). Muchas relaciones se han deteriorado por malinterpretar el “querer” con el “amar”, pero David no deja lugar a dudas. Él tiene un inmenso amor por las tiernas misericordias de Dios, y no se avergüenza de decirlo.

David cantaba el Salmo 116 con gratitud a Dios por librarlo de la muerte y las muchas oraciones que había contestado. Es un tributo a la gracia y misericordia de Dios.

A veces somos más amables con los desconocidos que con los seres queridos. Conéctese a la gracia, misericordia y perdón de Dios y libérese del veneno del coraje y resentimiento. Piense en aquellos que ama. Si el amor entre ustedes es real, puede expresar cualquier emoción (incluyendo coraje y desilusión), sin temor de que se aparten de usted. Es lo mismo con Dios. Yo amo a mis hijos, pero sé que a veces cuando me hablan no los escucho. Y con frustración y coraje me reclaman, “¡no me estas escuchando!” Jesús hacía a un lado todo lo que estaba haciendo cuando sus discípulos lo buscaban. Demostraba a sus amigos cuánto los valoraba y qué tan importantes eran para Él.

Necesita ser más como Él. Aprender a escuchar con el corazón no es fácil. Requiere de práctica para enfocarse en alguien que no sea usted mismo. Requiere esfuerzo no abalanzarte a resolver los problemas de otros. No siempre tiene usted las palabras adecuadas, hace falta una genuina preocupación y cuidado.
A veces cuando clamamos a Dios, Él no tendrá palabras para nosotros, pero siempre estará ahí para nosotros. ¿Ha estado tan abrumado que sólo puede llorar? Sólo diga: ¡Dios, emergencia! Nunca sonará ocupado. ¡Él lo escucha!
 
Oración: Gracias por mantener conmigo un sagrado romance. Sé que tu línea está abierta para escucharme. En Jesucristo mi Salvador. Amén.

Lecturas Bíblicas para la Semana 33

Te invitamos a alimentarte diariamente con la Palabra de Dios,
aquí te presentamos nuestro calendario de lecturas.

 
Domingo Lunes Martes Miércoles
La Ley Historia Salmos Poesía
Números 1 Crónicas Salmos Proverbios
1-4 5-9 96-98 17-18
       
Jueves Viernes Sábado Domingo
Profecía Evangelios Epístolas La Ley
Ezequiel Juan 2Tesalon Números
7-12 5-6 1-3 5-8
 
 
   
Conociendo la breve instrucción Cristiana
de Juan Calvino

3.   ¿QUÉ ES LA VERDADERA FE? 

No se debe pensar que la fe cristiana es un puro y simple conocimiento de Dios, o una comprensión de la Escritura, que revolotea en el cerebro sin tocar el corazón. Tal es, de ordinario, la opinión que tenemos de las cosas que nos son confirmadas por alguna razón humana.  Pero la fe cristiana es una firme y sólida confianza del corazón, por la que descansamos con seguridad en la misericordia de Dios que nos ha sido prometida por el Evangelio. 

Así la definición de la fe debe tomarse de la sustancia de la promesa. Y la fe se apoya tan perfectamente en este fundamento que, si lo quitamos, la fe se derrumbaría inmediatamente, o, mejor dicho, desaparecería.  

Por eso, cuando el Señor, por la promesa evangélica nos presenta su misericordia, y nosotros con certeza y sin vacilación alguna nos confiamos en Aquel que hace la promesa, entonces poseemos su Palabra por la fe.  Y esta definición no es sino la del Apóstol, que nos enseña que la fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven.  El Apóstol entiende por estas palabras una posesión segura y cierta de las cosas que Dios ha prometido, y una evidencia de las cosas que no se ven, es decir, de la vida eterna que esperamos a causa de nuestra confianza en esta bondad divina que se nos ofrece por el Evangelio.  Ahora bien, puesto que todas las promesas de Dios han sido confirmadas y, por decirlo así, cumplidas y realizadas en Cristo, es evidente que Cristo es, sin lugar a dudas, el objeto perfecto de la fe, y que ésta contempla en £1 todas las riquezas de la misericordia divina.

 
 
Dejanos tus sugerencias
Sugerencias para el Sitio
Actualizada
Martes 15 de agosto de 2016
Envia un correo al Pastor
Envía un Correo
al Pastor